Comunicado de prensa 044/2009

LOS ESTADOS DEMOCRÁTICOS DEBEN SER CAPACES DE RESPONDER A LAS EXPECTATIVAS CIUDADANAS

América Latina tiene importantes experiencias emanadas de los regímenes dictatoriales, afirman expertos en democracia de esta región.

México, D. F., 12 de noviembre de 2009.

comunicado_44_2009Uno de los mayores riesgos que enfrentan los sistemas democráticos es la incapacidad del Estado para atender las expectativas de la sociedad en torno a rubros estratégicos como la economía y la seguridad; cuando se llega a esta situación se pone en riesgo la supervivencia del orden político; en ello coincidieron los participantes del Seminario Internacional "Presidencialismo, semipresidencialismo y parlamentarismo, el dilema entre la eficiencia y la legitimidad", quienes durante tres días de actividad, exploran las características de las democracias latinoamericanas.

El investigador de El Colegio Mexiquense, A. C, y coordinador de la Red de Estudios sobre la Calidad de la Democracia en América Latina, Jesús Tovar Mendoza, explicó que uno de los propósitos de este encuentro internacional es analizar la configuración de las democracias latinoamericanas, así como evaluar la legitimidad de los actuales regímenes a partir del equilibrio que debe imperar entre los poderes Ejecutivo (presidencial), Legislativo (parlamentos o congresos) y Judicial.

Expertos como Dieter Nohlen, de la Universidad de Heidelberg, Alemania, y Charles Kenney, de la Universidad de Oklahoma, Estados Unidos, señalaron que distintos países de América Latina como Haití, Argentina, Chile, Guatemala e incluso Brasil, han experimentado gobiernos dictatoriales apoyados por el ejército, que limitaron por mucho los derechos y libertades de sus ciudadanos, en tanto que otros como Venezuela han experimentado fallidos golpes de estado que en su momento evidenciaron las crisis internas de sus sistemas políticos.

Durante los trabajos del Seminario se destacó que los regímenes dictatoriales –impulsados con el apoyo de las fuerzas armadas- suelen darse en función de grandes cambios políticos, pero tienen un periodo de vida más corto que los sistemas democráticos, en los cuales la formación de coaliciones entre los institutos políticos da paso a gobiernos de mayoría que deben preservar los sistemas de poder para seguir funcionando.

El equilibrio de poderes es fundamental para toda democracia, pues sin éste se tiene el peligro de sufrir una parálisis legislativa, que ocurre cuando el presidente no tiene mayoría en el Congreso, pero sí tiene derecho de veto; en este caso, existen dos núcleos de poder que se contraponen y al no llegar a acuerdos fundamentales, se producen vacíos que es necesario corregir.

Asimismo, en América Latina se observa que los sistemas democráticos tienden a basarse en gobiernos de mayoría legislativa que deben aprender a convivir con las minorías políticas y por lo mismo están obligados a ser más eficientes en su gestión y en aspectos fundamentales como la transparencia y la rendición de cuentas.

Entre los especialistas participantes en este Seminario Internacional están el doctor Jorge Carpizo, de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien se refirió a "Los sistemas presidenciales en América Latina"; José Antonio Cheibub, de la University of Illinois at Urbana-Champaign, de Estados Unidos, explicó "Los alcances del presidencialismo: hibridación de las formas constitucionales" y Marina Costa Lobo, de la Universidad de Lisboa, Portugal, aludió al "Mimetismo constitucional y la política local: un análisis de los regímenes presidenciales lusófonos en el Mundo".